Eduardo Galeano: un hombre clave para la izquierda americana

Comparte esta notaEs recordado como uno de los intelectuales más importantes de Latinoamericana. Su obra trascendió en el tiempo por “estar siempre y de forma inquebrantable del lado de los […]
Comparte esta nota

Es recordado como uno de los intelectuales más importantes de Latinoamericana.
Su obra trascendió en el tiempo por “estar siempre y de forma inquebrantable del lado de los condenados”
Eduardo Germán María Hughes Galeano -o mejor conocido por el apellido de su madre que asumió como identidad artística Eduardo Galeano-, es recordado a dos años de su muerte, que se cumplen este 13 de abril, como uno de los artistas de la literatura más importante de Latinoamérica, pues su obra lo convirtió en un hombre clave para el pensamiento de la izquierda progresista en el continente.

Nacido en Montevideo, Uruguay, el 3 de septiembre de 1940, Galeano​ fue periodista y escritor, ganador del premio Stig Dagerman, uno de los galardones más prestigiosos de Suecia, por “estar siempre y de forma inquebrantable del lado de los condenados”, según acotaría el jurado tras adjudicarle el honor en el año 2010.

Galeano mantuvo un fuerte perfil político que lo vinculó a la izquierda y siempre lo demostraba en sus escritos. De sus libros más conocidos se encuentran “Las venas abiertas de América Latina” (en 1971) y “Memoria del fuego” (1986), que fueron traducidos en más de una veintena de idiomas alrededor del mundo. Con su obra trascendió los géneros ortodoxos y combinó documental con ficción, periodismo, análisis político e historia.

Su debut en el periodismo lo hizo a los 14 años de edad, época en la que vendió su primera caricatura política al semanario El Sol, del Partido Socialista de Uruguay.

En los años ’60 inició su carrera periodística como jefe de redacción de Marcha, un semanario influyente fundado por Carlos Quijano, a quien Galeano consideraba como su padre en el periodismo. Dentro del mismo contó con la colaboración de personajes de la literatura como Mario Vargas Llosa, Mario Benedetti, Manuel Maldonado, los hermanos Denis y Roberto Fernández Retamar.

En 1964 dirigió el diario de izquierda independiente Época hasta 1966 cuando sería director de publicaciones de la Universidad de la República hasta el 1973.

Tras el golpe de Estado en Uruguay del 27 de junio de 1973 fue encarcelado y posteriormente obligado a abandonar el país, por lo que se exilió en Buenos Aires, Argentina, y fundó la revista Crisis. Tres años más tarde, en 1976, continuaría su exilio en Barcelona, España, para culminar con su regreso a Uruguay tras el restablecimiento de la democracia en 1985.

“Las venas abiertas de América Latina” fue censurado por las dictaduras militares de Uruguay, Argentina y Chile. Su publicación se llevó a cabo en 1971, cuando Galeano ya contaba 31 años de edad. En esta pieza el autor analizó la historia de América Latina de modo global desde la colonización europea de América hasta la América Latina contemporánea, argumentando con crónicas y narraciones el constante saqueo de los recursos naturales de la región por parte de los imperios coloniales, entre los siglos XVI y XIX, y los estados imperialistas, el Reino Unido y los Estados Unidos principalmente, desde el siglo XIX en adelante. Con esta obra el autor recibió una mención honorífica del Premio Casa de las Américas y se convirtió en hombre clave para el pensamiento liberador del hemisferio sur del continente americano.

Su trilogía Memoria del Fuego fue publicada en 1982 y fue considerada su mayor obra en el 84. En ella el autor aborda la historia de América desde los tiempos previos a la conquista hasta el año 1700, con fragmentos que recrean la masacre que vivieron los pueblos aborígenes a manos de los “conquistadores”.

“América Latina no solamente ha sufrido el despojo del oro y de la plata, del caucho y del cobre y del petróleo. También le han expropiado la memoria para que no sepa de dónde viene y no pueda averiguar a dónde va”, es parte del texto con el que Galeano describe en su trilogía.

Como un gigante y alma de Latinoamérica lo despidió el presidente de Venezuela Nicolás Maduro luego de su fallecimiento en 2015, a quien calificó en esa oportunidad como un “gran formador de espíritu y de conciencia latinoamericanista”.

Uno de los últimos actos políticos en los que participó el escritor fue con la firma que plasmó en contra del decreto que el entonces presidente de Estados Unidos Barack Obama declaraba a Venezuela como una “amenaza” inusual para la seguridad norteamericana.

El 19 de abril de 2009, el líder de la revolución bolivariana Hugo Chávez comentó que le había regalado a Barack Obama, el libro de Galeano “Las venas abiertas de América Latina”, en el marco de la V Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago. A raíz de esto, la obra (pasó de la posición 60.280 de la lista de los libros más vendidos en línea por el sitio web Amazon.com al décimo lugar en un solo día y agotando la edición en inglés.

 

Fuente: https://www.elciudadano.cl/